ERUPCIONES GEOLÓGICAS, ERUPCIONES HUMANAS

Riol basa sus obras en fotografías hechas frecuentemente por él mismo o bien en la observación directa y combina dos formas de dibujar muy diferentes. Por un lado, el dibujo a rotulador es brillante y estudiado, cocinado a fuego lento y caracterizado por la presencia de la geometría y el volumen. Por otro, el dibujo a acuarela es puro Urban Sketching y se caracteriza por su frescura y espontaneidad. Al contrario que en el otro, no hay líneas rectas ni gradaciones estudiadas de color, textura y forma. Sin embargo, en las dos vertientes se ven claramente las influencias del fauvismo, con el uso de colores saturados, el hiperrealismo, por la fidelidad al objeto observado, el expresionismo, por la representación de cielos dramáticos y/o naïf que se contraponen al fuerte detallismo de los elementos terrestres, y el dibujo tradicional japonés, con su preferencia por los colores planos, el dominio de la línea y una fuerte vocación descriptiva.

En esta exposición "Erupciones geológicas, Erupciones humanas", Riol nos presenta una colección de volcanes dormidos o en erupción y vedute (vistas urbanas) contemporáneas. Las primeras responden a su fascinación por los fenómenos naturales. Los volcanes son manifestaciones de la enorme fuerza de la naturaleza, heridas gigantescas de la corteza terrestre que irrumpen en el paisaje y lo vuelven tan fascinante como aterrador, más aún cuando entran en erupción. En cuanto a las grandes ciudades, los grandes edificios serían el paralelismo humano más evidente con los volcanes: formas geométricas tridimensionales que se disparan hacia el cielo y que interaccionan con la naturaleza de igual manera que lo hacen los volcanes. Quizás aún de manera más estorbando que los mismos volcanes...

Síguenos en:

© 2016 SALON 223

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle